Swami Gurú Devanand Saraswati Ji Maharaj

Swami Gurú Devanand Saraswati Ji Maharaj

SWAMI GURU DEVANAND SARASWATI JI MAHARAJ, es un Monje de la Orden Ascética de Shánkara, de origen Hindú, que nació en Trinidad. A muy corta edad se trasladó a La India donde estudió por muchos años la filosofía de la vida y el Mantra Yoga Meditación. Es un excelso Maestro Espiritual que imparte sus enseñanzas en beneficio de toda la humanidad. Fue discípulo del célebre Maestro Mauna Swami, conocido como el Santo Magno de La India, que vive a más de 7000 metros de altura. Cursó estudios posteriores con el anterior Shankaracharya de JYOTIRMATH SHRI SWAMI SHANTANAND SARASWATIJI MAHARAJ.

 

Luego de intensa práctica y grandes sacrificios logró la realización directa o Iluminación, disipando así todas sus dudas y comprendiendo la verdadera esencia de la vida.

 

Hoy, Occidente cuenta con sus sabias instrucciones y su extraordinaria experiencia. A través de su Guía, los discípulos reportan grandes logros que establecen su vida, tales como mayor fuerza de voluntad, creatividad y concentración mental.

 

Su grata presencia traza un nuevo rumbo que exalta los valores internos y el estudio sistemático de la personalidad, lo que conlleva a un verdadero y profundo conocimiento de uno mismo. El Gurú es, pues, el Sabio guía; y a través del cual el discípulo logra el más alto grado de realización espiritual.

La siguiente cita muestra algo de su inmensa sabiduría:

Sería mera presunción de mi parte tratar de eludir una fracción de las maravillas contenidas en las Escrituras Sagradas de los Eternos Vedas, en las cuales, aunque transformáramos en papel todos los árboles y plantas del Universo, y tornáramos en tinta las aguas de los océanos, asimismo, no serían suficientes para escribir al respecto de la grandeza, maravilla y glorias del Todopoderoso y su Creación.
Como una mina del más puro oro puede no ser encontrada en la superficie, sus venas más ricas solamente premiarán a aquellos que tuvieran la paciencia de cargar durante años la lámpara de la fe. No importa que a veces haya obscuridad, y conserven firmemente la llama de acceso a la verdad, hasta que de alguna forma o en algún lugar, por la gracia de algún Grande Gurú o Maestro, nuestra llama interior nos conduzca para el frente y para arriba hasta el Creador mismo, lo que es revelado a algunos v ocultados a otros.

 


 

 

Libros:

  • Nacimos Para Triunfar
  • Junto Al Maestro
  • El Monista
  • El Sendero a Shánkara
  • Vestidos de Blanco
  • Mensajes de Jesús
  • Intimidades del Alma
  • Vegetarianismo, Medicina Natural y Mantra Yoga Meditación

 

Su Divina Gracia SWAMI GURÚ DEVANAND SARASWATI JI MAHARAJ (EL MAESTRO DEL PRESENTE), es fundador de la Sociedad Internacional de Realización Divina (SIRD) y de los Centros Culturales Yoga Devanand en el mundo. Su Santidad, el Maestro Devanand es considerado un Shankaracharya, puesto su nombre estaba en la lista de sucesión discipular a obtener tal honorífico cargo en la Escuela de JYOTIRMATH del Santo Maestro Shri Swami  Santanand Saraswati Ji Maharaj.

La Sociedad Internacional de Realizacion Divina se propone conseguir la paz mundial a través de la paz individual introduciendo la Mantra Yoga Meditación.

Su Santidad Swami Gurú Devanand Saraswati Ji Maharaj entró en Maha Samadhi (abandono del cuerpo físico en forma consciente para unirse plenamente al Ser Supremo), el 24 de mayo de 1990 en la ciudad de Nueva York, luego de dar ciertas orientaciones específicas a los discípulos más cercanos sobre la continuación de su Obra.

SIEMPRE ESTARE CON USTEDES afirmó horas antes de partir.

Dos semanas antes de irse, su Santidad revisó los libros “Junto al Maestro” y “Nacimos para triunfar”, aprobando su publicación. Son muchas las experiencias obtenidas con nuestro Amado Gurú antes y después de dejar su cuerpo físico. La Obra continúa y la Divina Presencia de nuestro Iluminado Maestro se mantiene constante en la obra que nos ha legado en nuestra mente y en nuestro corazón.

 

Otro gran mensaje de Su Divina Gracia es:

Que la Paz y la Luz lleguen hacia Tí, por tu esfuerzo jamás interrumpido, será la mas alta alegría que puedas darme con la Meditación.